viernes, 27 de enero de 2012

Geomalla tridimensional en talud (fracaso).

Estas fotos muestran una técnica fracasada en la recuperación de talud de terreno disgregado con geomallas volumétrica.
Ingeniería de taludes
Ingeniería de taludes
http://www.panoramio.com/photo/65411925
http://www.panoramio.com/photo/65411859
http://www.panoramio.com/photo/65411768
http://www.panoramio.com/photo/65411783
http://www.panoramio.com/photo/65411913
Sabiendo cuáles son las características de la geomalla. ¿Por qué fracasó?


He aquí sus características:



La construcción de infraestructuras, urbanizaciones y grandes obras, ha provocado, además de desarrollo y progreso, una alteración de los ecosistemas que hacen indispensable medidas correctoras de restauración o reparación ambiental. La realización de desmontes y terraplenes conlleva alteraciones en el relieve, apareciendo  taludes artificiales no existentes hasta el momento de la ejecución de la obra. Estas superficies suelen caracterizarse por:
  • Pendientes acusadas.
  • Pérdida de la capa orgánica del suelo.
  • Aumento de las zonas susceptibles de erosión.
  • Ausencia de vegetación.
 De ahí que sea necesaria y prioritaria una actuación rápida para impedir el proceso degenerativo de las zonas afectadas. Los objetivos de tales actuaciones deben concentrarse en:
  • Estudio y protección de las zonas con riesgo erosivo.
  • Estabilización de los terrenos no consolidados.
  • Integración paisajística de la obra.
  • Revegetación de las zonas afectadas 
En taludes con pendientes superiores a 35º o con riesgos erosivos altos, técnicas biodegradables, como hidrosiembras, plantaciones, mantas o redes orgánicas, hidromantas, etc., pueden ser insuficientes, ya que se necesitan sistemas permanentes que controlen la erosión superficial y favorezcan la lenta regeneración de la vegetación.
La geomalla tridimensional TRINTER ha sido diseñada para solucionar situaciones críticas en taludes, y con el tiempo hemos ido descubriendo nuevas aplicaciones:
Aplicaciones:
  •  Control de erosión y revegetación de taludes de elevada pendiente.
  • Protección de taludes para reducir coste de mantenimiento (limpieza de cunetas, saneos, reperfilados, etc.)
  •  Protección de cauces de río y naturalización de canales.
  •  Retención de finos en sistemas flexibles para la estabilización de taludes. 
Propiedades beneficiosas:
  •  Protección frente procesos erosivos. El entramado geomalla-suelo-raíces confiere una matriz de alta resistencia y de gran estabilidad.
  •  Disminuye la energía cinética del impacto de las gotas de lluvia.
  •  Permite la creación de un sustrato fértil.
  •  Sistema permanente para revegetaciones a largo plazo.
  • Reduce el riesgo de deslizamientos y desprendimientos fuertes.
  • Facilita la seguridad vial. 
Condiciones para su instalación:
  •  Taludes, generalmente superiores a 35º.
  •  Para su instalación en indispensable un saneo y perfilado del terreno.
  •  Para conseguir un perfecto funcionamiento es aconsejable su relleno mediante una proyección de sustrato o tierra vegetal + hidrosiembra

Páginas vistas en total

Google+ Followers

Google+ Badge

Sociable

Se ha producido un error en este gadget.