jueves, 22 de agosto de 2013

Técnica de estabilización: empalizada

Técnica de estabilización: empalizada

OBJETIVO
Técnicas de estabilización: empalizada
Técnica de estabilización: empalizada
Constituye, junto con las fajinas, la técnica de más diversa utilización desde la antigüedad. Puede ser utilizada en la protección de orillas fluviales y en la estructuración y consolidación de taludes.

DESCRIPCIÓN
Consiste en la realización de un trenzado de ramas vivas de sauce (u otras especies adecuadas a la ecología y condiciones del lugar), que se anclarán al suelo mediante estacas (que pueden ser vivas) o piquetas.

APLICACIONES
Técnicas de estabilización: empalizada
Técnica de estabilización: empalizada
Esta técnica es muy útil para la protección de orillas de ríos donde la velocidad máxima del agua sea inferior a 3,5 m/s (hay autores que indican un límite mucho más bajo, alrededor de 1,5 m/s). También se suelen utilizar en taludes para la estructuración de la capa superficial del suelo (hasta unos 20 cm de profundidad).

INSTALACIÓN
En taludes hay diversos modos de instalación, siendo los principales, las empalizadas en diagonal y las empalizadas horizontales sencillas.
Técnicas de estabilización: empalizada
Técnica de estabilización: empalizada

VENTAJAS
Estabilización de taludes con materiales vegetales.

LIMITACIONES
Necesidad de una elevada humedad, que garantice el desarrollo vegetativo del material utilizado.



Páginas vistas en total

Google+ Followers

Google+ Badge

Sociable

Se ha producido un error en este gadget.