sábado, 9 de noviembre de 2013

Manual de restauración de ríos: pequeños taludes en la márgenes (I).

Buenas prácticas en restauración de ríos y riberas. Pequeños taludes en la márgenes de los ríos (I).

En algunas ocasiones la restauración de márgenes se limita a pequeños taludes situados en las márgenes de los ríos. Dependiendo de la profundidad del cauce, se pueden proteger los cauces contra la erosión del río empleando dos técnicas de bioingeniería sencillas y económicas.
Para el caso de fondos poco profundos, el diseño consiste en crear condiciones artificialmente de manera que con el tiempo la vegetación se establezca y mantenga los taludes separados y protegidos de la erosión del río.
Este diseño está basado en la creación de bandas de terrazas anchas de hasta 0,40 m de profundidad y 2 m de anchura máxima, con formas curvas (evitar las lineas rectas) formadas por una manta orgánica plegada sobre si misma cuyo interior se rellena con sedimentos medianos y pequeños del propio río. 
Las estacas consolidan temporalmente la estructura hasta que las estaquillas y la vegetación se implanten.
Buenas prácticas en restauración de ríos y riberas. Pequeños taludes en la márgenes de los ríos (I).
Buenas prácticas en restauración de ríos y riberas. Pequeños taludes en la márgenes de los ríos (I).


Datos:
· Estaquillas: salix, alnus, populus, y similares.
· Densidad estaquillado: 4 estaquillas/m2, al tresbolillo.
· Manta orgánica de coco y arpillera de yute (300 + 150 g/m2).
· En caso de condiciones expuestas, la manta anterior se debería sustituir por una malla de refuerzo de polipropileno por ambos lados y con núcleo de coco y esparto al 50% y densidad superior a 300 g/m2.

Páginas vistas en total

Google+ Followers

Google+ Badge

Sociable

Se ha producido un error en este gadget.